FANDOM




Lineamientos de los tópicos a reflexionar:Editar

Tópico 1: actualmente el conocimiento acerca del desarrollo infantil y de las alternativas pedagógicas para los niños en edad preescolar.

1.      ¿Qué elementos son los que caracterizan a una escuela Montessori?

2.      ¿Cuál es su postura respecto a la educación, desarrollo y aprendizaje del niño?

3.      ¿Qué repercusiones ha tenido esto en la educación de niños de edad preescolar?

Tópico 2: el método Montessori.

1.      ¿Qué semejanzas y diferencias existen entre las finalidades educativas que promueve el modelo Montessori respecto a otros modelos de educación preescolar?

2.      ¿Cuáles serían las dificultades para el logro de dichas finalidades?

3.      ¿Cómo favorece este método el desarrollo de las competencias sensoriales, motrices, relacionales e intelectuales de los niños?

Tópico 3: el método Montessori ha demostrado por más de setenta y cinco años

1.      ¿qué repercusiones tiene dicho método en el desenvolvimiento del lenguaje y el desarrollo social y efectivo de los niños?

2.       ¿Qué rol desempeña el alumno en el proceso educativo?

3.      ¿Qué tipo de contenidos se enseñan?

4.      ¿Cómo se organizan y se desarrollan las actividades?

5.      ¿Cuáles son las características y la función del ambiente y los materiales?

6.      ¿Cuáles son los riesgos de un trabajo pedagógico de este tipo en cuanto a la organización del ambiente y el uso de los materiales para el logro de los propósitos educativos de la educación preescolar?

Tópico 4: la maestra en la escuela Montessori.

1.      ¿Cómo se caracteriza la relación guía y alumno y cuáles son las repercusiones en el desarrollo social y afectivo del niño?

2.      ¿Qué papel juega la heterogeneidad en edades y en los distintos ritmos de aprendizaje en este modelo educativo?

Tópico 5: el modelo propuesto por Montessori

1.      ¿Cuáles son los factores que han influido para no modificar el modelo Montessori ideado originalmente?

2.      ¿Cuáles son las principales críticas a la ideología Montessori?

3.      ¿Qué tan congruente es la practica educativa con el conocimiento actual que se tiene sobre el desarrollo y el aprendizaje del niño?

4.      ¿Cuáles son los elementos de divergencia y coincidencia que se identifican entre la educación preescolar mexicana y la propuesta de Montessori?

 




IntroducciónEditar

El presente trabajo versa acerca del sistema Montessori en la actualidad. Antes que nada, primero retomamos datos biográficos acerca de María Montessori (31 de agosto de 1870 - 6 de mayo de 1952), quien fue una educadora, científica, médica, psiquiatra, filósofa, psicóloga, devota católica, feminista, y humanista italiana. Nació Chiaravalle, provincia de Ancona, Italia, en el seno de una familia burguesa católica. Su madre fue Renilde Stoppani, mientras que su padre Alessandro Montessori era militar de profesión y muy estricto; en esa época a lo que más aspiraba una mujer era a ser maestra, aunque en su familia se reconocía el derecho a cierta educación de la mujer.

 

Estudió ingeniería a los 14 años, luego biología y por último es aceptada en la Universidad de Roma, en la Escuela de Medicina. A pesar de que su padre se opuso al principio, se graduó en 1896 como la primera mujer médico en Italia. Fue miembro de la Clínica Psiquiátrica Universitaria de Roma. Más tarde, estudió Antropología y obtuvo un doctorado en Filosofía, época en la que asiste a uno de los primeros cursos de psicología experimental. Fue contemporánea de Freud y desarrolló su propia clasificación de enfermedades mentales.

 

De un desafortunado romance con Giuseppe Montesano, psiquiatra y profesor suyo, nació su hijo Mario. La profunda desilusión que le causó el abandono del médico, llevó a María Montessori a afiliarse al movimiento feminista, del que fue representante a nivel nacional e internacional, y representó a Italia en los Congresos de Berlín (1896) y de Londres (1899).

 

Aunque el régimen de Mussolini la distinguió miembro honorario, acusó públicamente al fascismo de «formar a la juventud según sus moldes brutales» y al convertirlos en «pequeños soldados». Sus opiniones causaron tanta molestia en el régimen gobernante que a la doctora no le quedó otra alternativa que exiliarse. Abandonó Italia en 1933 al ser clausuradas sus escuelas y fue a Barcelona, donde estuvo viviendo un tiempo y luego se estableció en Holanda con su esposo y su hijo. Regresó a Italia en 1947 para ayudar a la reorganización de escuelas y reanudar las clases en la Universidad de Roma.

 

Se interesó por la educación de los niños con deficiencias mentales y aplicó métodos experimentales consiguiendo que estos niños aprendieran a leer y escribir. Desarrolló sus propios métodos que aplicó más tarde a toda clase de niños. A través de su práctica profesional llegó a la conclusión de que los niños «se construyen a sí mismos» a partir de elementos del ambiente y, para comprobarlo, volvió a las aulas universitarias a estudiar psicología. En 1906, decidió hacerse cargo durante el día de 60 menores cuyos padres trabajaban.

 

Fundó la Casa de los Niños y desarrolló allí lo que a la postre se llamaría el método Montessori de enseñanza. Todas sus teorías se basaron en lo que observó a los pequeños hacer por su cuenta, sin la supervisión de adultos. La premisa de que los niños son sus propios maestros y que para aprender necesitan libertad y multiplicidad de opciones entre las cuales escoger, inspiró a María Montessori en todas sus batallas por reformar la metodología y la psicología de la educación.

 

En 1949 se estableció definitivamente en Amsterdam, y ese año publicó su libro The Absorbent Mind. En 1950 fue nombrada doctora honoris causa por la Universidad de Amsterdam. En tres oportunidades fue nominada para el Premio Nobel (1949, 1950 y 1951). Falleció en Holanda en 1952, a los 82 años de edad, pero su pensamiento sigue vivo en las muchas instituciones educativas alrededor del mundo que aplican su método.

 

En este documento se rescata de manera primordial, características indispensables del método Montessori, desde su metodología, bases pedagógicas, forma de organización, materiales, rol del estudiante y del maestro.

El método Montessori (de acuerdo con el diccionario de pedagogía de Manuel R. Saavedra), fue creado por María Montessori (1870 – 1952), quien de acuerdo con su experiencia en la educación, de niños con necesidades especiales de educación lo desarrolló para la atención de niños regulares, para lo cual fundó La casa dei bambini en 1906, a la que asistían niños de cuatro a seis años de edad.

 

En 1911 lo aplicó a niños de siete a once años. El método tiene fundamentos esencialmente biológicos, en una perspectiva de evolución biopsíquica y, en una dimensión secundaria, factores socioculturales.

 

Para Montessori la educación debe ser un proceso de desarrollo individual y libre, sin que se someta al niño a normas represivas impuestas por la sociedad en cualquiera de sus formas y a través de cualquiera de sus agencias, pues sostiene que la energía del educando se realiza en toda su potencialidad y según sus necesidades e intereses individuales. De esta manera la educación es autoeducación, es decir, un proceso de autoafirmación personal. Con base en lo anterior el método estimula gradualmente la sesopercepción, a partir del desarrollo biológico del educando, promueve su actitud crítica y ejercita su motricidad gruesa y fina.

 

Cabe mencionar que el modelo pedagógico creado por María Montessori, refleja ideas de grandes pensadores y educadores como Jean-Jaques Rousseau y Friedrich Froebel.

 

Por su parte, Rousseau fue un gran defensor del naturalismo, escritor, músico y filósofo suizo. Obras costumbres: El contrato social, Discurso sobre las ciencias y las artes. Nació en Ginebra el 28 de junio de 1712. Viajó a París en 1741, donde ofreció a la Academia un nuevo sistema de notación musical, pero fue rechazado. Años después alcanzó el éxito con el estreno de su ópera Las musas galantes (1 745). En 1750 publicó su Discurso sobre las ciencias y las artes, premiado por la Academia de Dijon. En su novela epistolar Julia o la nueva Eloísa (176 1) defiende el derecho a la libertad de sentimiento y el privilegio de la pasión por encima de la razón.

 

En la novela didáctica Emilio o la educación (1 762) expuso su idea de una educación natural no dogmática. También en 1762 se conoció la que sería su obra más destacada: El contrato social. En ella considera al Estado como una libre fusión entre la voluntad individual y la voluntad general. Obligado a huir a Suiza para no ser encarcelado, se dedicó a la redacción de sus Confesiones (1782- 1789), donde relata, con notable franqueza, muchos episodios de su vida. Ejerció asimismo una importante influencia en la pedagogía moderna. Murió en Ermenonville el 2 de julio de 1778.

 

Por otro lado, Federico Froebel nació el 21 de abril de 1782 en un pueblo llamado Oberweissbach cerca de Rudolstadt en Thuringia en Alemania. Fue un influyente educador del siglo XIX, debido a la forma en que introdujo los principios de la psicología y la filosofía en las ciencias de la educación. Fue alumno de Pestalozzi entre 1801 y 1810. De su contacto con el gran pedagogo extrajo muchas enseñanzas, a las que agregó su particular visión religiosa y cuatro conceptos fundamentales: la libre expresión del alumno, el estímulo de su creatividad, de su participación social y de su motricidad.

 

Sobre estas bases comenzó a trabajar, enfocado principalmente en la etapa pre-escolar, y consecuente con su formación en Ciencias Naturales concibió este espacio como un "jardín" donde el niño debía ser "cultivado" en condiciones seguras y controladas. Para Fröbel el Jardín de infancia es la forma de educación preescolar en la que los niños aprenden a través de juegos creativos, interacciones sociales y expresión natural.

 

El jardín de infancia estaba basado en la idea de la importancia del juego en la formación de los niños. En un ambiente en el que Fröbel intentaba educar a los niños tan libremente como las flores en un jardín (de ahí el nombre Kindergarten, que significa en alemán "el jardín de los niños"), utilizaba juegos, canciones, materiales especialmente elegidos para trabajar, e historias dirigidas a las necesidades de los pequeños (de 3 a 7 años de edad). El jardín de infancia sirve como una etapa de introducción a la escolarización formal subsiguiente.

 

Retomando la importancia que tiene el método Montessori, hay que recordar el nombre de la primera institución fundada por su autora, que es La casa dei bambini.

La casa dei bambini (de acuerdo con el diccionario de pedagogía de Manuel R. Saavedra), es una denominación a la institución educativa organizada y creada por María Montessori para desarrollar la metodología propuesta por ella consistente en recuperar a los niños en edad preescolar con deficiencias. En Italia las instituciones que se dedican a la educación de preescolares tienen la misma denominación en honor a la escuela creada por Montessori.

 

El trabajo elaborado también contiene reflexiones elaboradas por las alumnas del sexto semestre de la Licenciatura en Educación Preescolar, sobre lo que rescatan de manera positiva en el método creado e implantado por María Montessori, para poder aplicarlo dentro de su práctica docente. De igual forma se rescatan puntos importantes que se tienen que considerar al contrastar la ideología Montessori con lo que se sabe actualmente sobre el desarrollo y aprendizaje del niño, a fin también de comparar las diferencias que existen entre éste método y la educación preescolar que se imparte en México.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Desarrollo.Editar

 

El sistema Montessori en la actualidad.

Martha Torrence y John Chattin-McNichols

 

     I.        El conocimiento acerca del mundo infantil y de las alternativas pedagógicas para los niños en edad preescolar.Editar

Existen ciertos elementos que caracterizan a la escuela Montessori que se evidencian desde  una observación simple, donde quien observa el aula puede notar que hay una mezcla de edades en el grupo: usualmente están juntos niños de tres, cuatro y cinco años, así como de seis, siete y ocho años, etcétera. También, el aula está dispuesta con estantes bajos y abiertos en que se ven muchos materiales cuidadosamente dispuestos, entre los cuales pueden elegir los niños. Las mesas y los pupitres están agrupados para facilitar el trabajo individual o en un grupo pequeño. El espacio libre del piso permite trabajar en él. Hay una cantidad de estantes mayor al de las aulas regulares, mismos que se extienden por el aula en diversos puntos para crear entradas o áreas de enfoque. Los materiales Montessori para manipular fueron diseñados para que los emplearan alumnos en forma individual o en grupos pequeños.

En cuanto a la actividad de los alumnos, es de resaltar que deben estar dedicados en gran parte de su día –de tres a cuatro horas diarias- en el trabajo individual o en un pequeño grupo elegido por ellos mismos. Estas elecciones son guiadas y supervisadas por el maestro, quien funge como guía, facilitador, que enseña por medio del ambiente, breves lecciones individuales o de grupos pequeños, gran parte del día en tiempo elegido por el niño. Los materiales, todos, son de índole manipulativa, desde el terreno de las matemáticas y la geografía, hasta el lenguaje.

En las escuelas Montessori se mantiene una actitud de cooperación y de no competencia para completar los trabajos. Los niños de estas aulas en general piden ayuda a otros niños, no considerando al maestro como la única fuente de información existente en el aula.

Otro de los aspectos característicos de este modelo, es que el punto central de la educación es hacer hincapié en los sentidos y experiencia del niño y poco énfasis en ponerlo aprueba: aunque las escuelas Montessori públicas y privadas cumplen con los requerimientos distritales o estatales en materia de exámenes, éstos son vistos por muchos montessorianos como algo que no tiene nada que ver con gran parte del aprendizaje que ahí se efectúa. Es típico que la evaluación en el aula Montessori se base en extensas observaciones del maestro. Durante presentaciones individuales y de grupo pequeño, se pide a los alumnos que intenten hacer varias actividades y el maestro da una evaluación inmediata del éxito de tal lección. Si se realizará una comparación más acerca del método Montessori con otros modelos educativos, se podría hablar de la motivación, donde en el método citado  tienen una motivación interna, donde son intrínsecamente motivados para la práctica, especialmente por la competencia y no tanto por motivaciones externas que habitualmente son  impulsos primarios como alimentación, estímulos dolorosos, etcétera. Además, el método Montessori hace recalcar que los ambientes apropiados para el aprendizaje pueden permitir el crecimiento y el cambio, citándose en la importancia del desarrollo predeterminado y la utilidad de la enseñanza temprana; en contraposición a esta idea, se dice que el aprendizaje está predeterminado, y que no tiene utilidad para la educación antes de los 8 años. Respecto a la postura de la educación, María Montessori la consideró como un vehículo para “ayudar a la vida del niño…ayudando a la mente en su proceso de desarrollo”. Mencionando lo que es el desarrollo humano para esta educadora, es necesario señalar las implicación de su modelo del plano inclinado: Dicho modelo, parte de la opinión de que el desarrollo no progresa en un continuo plano inclinado, que parecería implicar que el niño es simplemente un adulto pequeño y que el desarrollo se da de manera lineal o constante, desde el nacimiento hasta la madurez. Además, menciona que la actividad mental en el extremo más alto de la escala –que representa a una persona de mayor edad y más desarrollada- es esencialmente más valiosa que la del niño pequeño. Por el contrario, Montessori consideró que el primer periodo de la vida era el de mayor desarrollo dinámico y de suprema importancia.

De acuerdo con el gráfico siguiente, se da seña del paradigma de desarrollo de Montessori que  muestra una serie de cuatro triángulos interrelacionados a los que llamó “el ritmo constructivo de la vida”. Cada triángulo representa un periodo o plano de seis años de desarrollo: del nacimiento a los seis años de edad (infancia); de los seis a los 12 años (niñez); de los 12 a los 18 años (adolescencia); y de 18 a 24 años (madurez). Dos de los planos, el primero y el tercero, se describen como particularmente inestables y activos respecto a los cambios físicos y psicológicos, mientras que los otros dos son periodos relativamente estables de reforzamiento e integración.

Montessori observó que a partir del nacimiento, pero llegando a su clímax entre los dos y los cuatro años de edad, se manifiesta un periodo sensible al orden. Durante éste, los niños muestran un interés casi ritual en poner o encontrar las cosas exactamente en el mismo lugar de su ambiente.

El afán de orden externo del niño por lo general disminuye entre los cinco y los seis años.

 

 

 

Planes de desarrollo

 

 

El aprendizaje, para María Montessori, viene a partir del concepto de “la mente absorbente”. Atribuye a esta, la incomparable capacidad del niño pequeño para asimilar o absorber lo que le rodea. Mediante ese proceso de absorción, se forma la mente misma, dijo Montessori: “las impresiones no sólo entran en su mente; también la forman. Se encarnan en él. Esta poderosa construcción mental ocurre entre el nacimiento y la edad de seis años y consiste en dos fases distintas: desde el nacimiento hasta cerca de los tres años de edad, el niño se encuentra en la fase de la mente absorbente inconsciente, en la cual explora el ambiente por medio de los sentidos y del movimiento, absorbiendo a la vez el lenguaje de la cultura circundante.

El niño, al menos durante las primeras etapas de este proceso, no posee una memoria consciente pero deberá construir tal memoria por medio de la experiencia. Cerca de los tres años, según Montessori, la capacidad del niño para tan poderosa absorción cambia hacia un tipo más consciente y con un propósito. En este punto, el niño se vuelve un explorador fáctico, además de sensorial, que observa las relaciones entre las cosas y hace comparaciones. En ese mismo punto, el niño empieza a clasificar y a afinar sus experiencias sensoriales, llevando a la conciencia muchas impresiones que habían sido previamente absorbidas. Al hacerlo “construye su mente paso a paso hasta convertirse en poseedor de una memoria, de la capacidad de comprender y la capacidad de pensar”. Este proceso evoluciona durante el periodo de la “mente absorbente consciente”, poco más o menos entre las edades de 3 y 6 años.

Respecto de los efectos o repercusiones que ha tenido la postura de María Montessori en la educación de niños de edad preescolar, es importante señalar que sus posturas en cuanto a educación, desarrollo y aprendizaje, permiten entre otras cosas la “libertad dentro de límites”: libertad de elegir y emplear materiales con un propósito y cuidado, de dirigir el propio aprendizaje, de interactuar con otros, de desplazarse libremente. Se imponen límites para ofrecer a los niños lineamientos para relacionarse con sus compañeros y límites del uso apropiado de los materiales, y para mantener una sensación de dignidad social y de paz. Además, DeVries y Goncu (1988) al interpretar los estudios de una investigación centrada en el desarrollo social de los niños, han sugerido que los niños Montessori se inclinan menos a resolver problemas interpersonales sin conflicto que los niños de programas constructivistas. Sugieren que el desarrollo socio-moral de los niños pequeños puede ser afectado positivamente por una experiencia preescolar como la que ofrece la educación constructivista con su insistencia en la autonomía de los niños y en una rica experiencia interpersonal.

 

   II.         El método Montessori.Editar

 

Existen semejanzas y diferencias que se encuentran en los jardines Montessori y en los jardines comunes se encuentra principalmente esta, por lo general los Montessori trabajan con niños que tienen necesidades educativas especiales, están adaptados para trabajar con ellos y su desarrollo, mientras que en los jardines más comunes si se trabaja con los niños con estas características, pero por lo general solo con uno dos o tres a lo máximo ya que no existe capacitación para trabajar con ellos y es difícil la interacción en los grupos, además de el control.

Otro punto importante son los ambientes de aprendizaje, por lo general en los jardines Montessori se deja trabar libremente, solo al principio se les dan las indicaciones, ya los niños eligen por su cuenta el material con el que desean trabajar para realizar la actividad que se les explicó, que por lo general más bien es trabajo por su propia cuenta y el tiempo que se crea conveniente para realizarlo y lograrlo, mientras que en un jardín común el trabajo es dirigido, cuenta con un tiempo establecido para realizar la actividad y los materiales y son asignados por la educadora.

Otra diferencia que se puede encontrar es el tipo de grupos con los que se trabaja en un Montessori, podemos encontrar niños de varias edades, desde los 3 a 8 años de edad trabajando en un mismo grupo, que esto lo vendríamos identificando con lo que vienen siendo un jardín unitario, pero en un jardín común por lo general los niños son de una misma edad todos para lograr que lleven los mismos ritmos de aprendizaje.

Otra diferencia es que en estos jardines el mobiliario y el material están de forma que los niños los puedan manipular y no tengan dificultad con ellos, por lo general se trabaja con materiales que se encuentran en la vida real, y en los jardines que nosotros conocemos el material no siempre está disponible para los niños, el mobiliario no está a su tamaño y por lo general siempre la maestra les debe de permitir que agarren el material.

El trabajo de los niños por lo general se maneja de una manera individual, casi no tienen relación con sus demás compañeros, y en los jardines comunes por lo general se busca la interacción de los niños con sus iguales. Y pues estas quedarían como algunas de las diferencias.

Dentro de las semejanzas nos podemos encontrar con el trabajo de casi la mayoría de los campos formativos que son los mismos que coinciden con nuestro programa educativo, tal vez cambie un poco el nombre del campo pero se sigue trabajando con los niños igual.

 

Las dificultades que se pueden encontrar de dichas finalidades, puede ser la organización que se deba de tener para trabajar con la diversidad del grupo, porque como ya se mencionaba se tienen niños de diferentes edades, además de niños con necesidades educativas especiales, las educadoras que trabajan en los Montessori tienen una capacitación muy especial que les ayuda a llevar su trabajo a cabo.

 

Otra de las dificultades podría ser el orden en el grupo, ya que el trabajo es libre que control se puede encontrar tal vez sea difícil que el grupo este controlado, pero en los Montessori se puede observar que cada niño está concentrado en su trabajo y no existe tal descontrol del grupo, pero si eso pasara en un jardín común que se les dejara trabajar de forma libre creemos que sería un descontrol total en el grupo.

Este método favorece el desarrollo de las competencias sensoriales, motrices, relacionales e intelectuales de los niños. Donde los mismos educandos tienen el rol de desarrollar habilidades y tendencias que sirven para su aprendizaje.

El ambiente de aprendizaje preparado por el sistema Montessori es a la vez físico y psicológico. El medio físico fue planteado para que sea ordenado, proporcional al tamaño del niño, estéticamente agradable y visualmente armonioso. Planeado para estimular al niño, el medio se prepara con minuciosidad antes del ingreso de los niños, pero luego es constantemente refinado y adaptado para mantener el ritmo de las crecientes necesidades e intereses de un grupo particular.

Los niños se ven inmersos en un ambiente rico en estímulos, e inconscientemente aplican todos sus sentidos para empapar de impresiones sensoriales la mente absorbente. El niño puede empezar a ordenar y a clasificar impresiones por medio de la exploración manual de materiales específicamente preparados. Se diseñaron los materiales sensoriales, los cuales se originaron en los dibujos de la propia María Montessori.

La preparación y agudización de los sentidos tienen la obvia ventaja de ensanchar el campo de la percepción y de ofrecer un fundamento aún mas solido para el crecimiento intelectual. Materiales agradables a los sentidos visual, muscular-táctil, auditivo, gustativo y olfativo, cada uno de los cuales aísla un concepto específico o percepción sensorial.

Junto con el énfasis en el desarrollo de las habilidades debe ir la atención a la vida afectiva del niño, sus pensamientos sus sentimientos internos y sus modos de expresarse.

Y pues también mediante la libertad y experiencia del ambiente es prácticamente posible que ocurra el desarrollo humano. Se nos dice que la libertad es necesaria para que el niño, entre los materiales y las experiencias que se le ofrecen pueda elegir los que sean de su mayor interés en determinado momento.

La calidad de la libertad depende de este desarrollo interno y externo del enfoque y la autodisciplina.

 

  III.        El Método Montessori ha demostrado, por más de 75 años, tener una aplicación universal.Editar

Aunque en el método Montessori se promueve el lenguaje en todos los módulos, en el módulo de lenguaje María Montessori enfatiza que el niño y la niña logran una mejor alfabetización mediante el empleo o la unión de varios sentidos a la vez. Es decir, que se plasma mejor el conocimiento en el inconsciente de los niños cuando éstos al mismo tiempo tocan, escuchan y ven las letras. También se promueve que el niño y la niña aprendan a leer primero y luego escribir para que así sean conscientes de lo que leen y escriben. El desarrollo de esta área consiste en extender la habilidad del habla de todo niño, para incluir el funcionamiento con el lenguaje escrito. El desarrollo del lenguaje escrito procede generalmente en estas etapas:

1. Desarrollo de las habilidades para aprender a escuchar / vocabulario

2. Desarrollo de la escritura

3. Pre lectura (composición y pronunciación de palabras)

4. Lectura

Los niños participan de manera activa en su proceso de desarrollo y aprendizaje y pueden autodirigirse con inteligencia y elegir con libertad. En un ambiente Montessori el orden, el silencio y la concentración son la constante. El niño tiene un papel más activo y dinámico en el proceso de aprendizaje, en donde:

-Tiene la posibilidad de seguir un proceso individual guiado con profesionales especializados.

-Aprende de manera dinámica, entretenida y siempre desde un elemento esencial que es la propia motivación.

-Escoge su propio trabajo de acuerdo a su interés y habilidad.

-Descubre sus propios errores a través de la retroalimentación del material.

Los grupos son con niños de distintas edades; en cambio en el método tradicional: en los grupos todos los niños son de la misma edad, son motivados a enseñar, colaborar y ayudarse mutuamente; en cambio en el método tradicional: la enseñanza la hace la maestra y la colaboración no motiva. El niño escoge su propio trabajo de acuerdo a su interés y habilidad; en cambio en el método tradicional: la estructura curricular para el niño está hecha con poco enfoque hacia el interés del niño, formula sus propios conceptos del material autodidacta; en cambio en el método tradicional: es guiado hacia los conceptos por la maestra, trabaja por el tiempo que quiera en los proyectos o materiales escogidos; en cambio en el método tradicional: se le da un tiempo específico, limitando su trabajo.

Marca su propio paso o velocidad para aprender y hacer de él la información adquirida; en cambio en el método tradicional: el paso de la instrucción es usualmente fijado por la norma del grupo o por la profesora.

Descubre sus propios errores a través de la retroalimentación del material; en cambio en el método tradicional: si el trabajo es corregido, los errores son usualmente señalados por la profesora.

Los contenidos que se trabajan en el método se organizan en 4 áreas:

Vida práctica

Está considerada la parte más importante del salón, ayuda al niño a desarrollar coordinación, concentración, independencia, orden y disciplina. Abarca los ejercicios para la relación social, la tolerancia y la cortesía, el control perfecto y refinamiento del movimiento.

Educación sensorial

Se refiere al desarrollo y al refinamiento de los cinco sentidos: vista, sonido, tacto, olor y gusto. El propósito de los ejercicios es educar los sentidos, así el niño puede aprender sobre el ambiente, y ser capaz de discriminar sus aspectos más sutiles.

Habilidades de la lengua, lectura y escritura

El primer paso hacia la lectura y la escritura es sensorial.

Los niños utilizan su dedo índice para conocer sensorialmente cada letra a través del uso de letras contorneadas con papel de lija. Esto les ayuda a reconocer las formas geométricas, al mismo tiempo que desarrolla su destreza y aprende las letras fonéticamente. Luego se sustituye el dedo por un lápiz para más adelante, escribir.

El aprendizaje de la lectura y la escritura se logra en el niño de forma natural. Al convivir e intercambiar experiencias con compañeros mayores que ya leen y escriben, propicia en el niño su deseo de hacerlo. Según las habilidades e intereses propios de su edad, se creará una atmósfera que favorece su desarrollo.

Matemáticas, introducción a los números

Una vez más la introducción a los números y a las matemáticas es sensorial.

El niño aprende a asociar los números a las cantidades, trasladándose gradualmente a formas más abstractas de representación. La educación temprana de este sentido, ayuda al niño a poner la base para la lectura y el aprendizaje de las matemáticas. Las actividades desarrolladas con los materiales sensoriales hacen que el niño pase “de lo concreto a lo abstracto” y le ayude a discriminar tamaños, colores, formas, peso, etc.

El ambiente preparado.

Se refiere a un ambiente que se ha organizado cuidadosamente para el niño, para ayudarle a aprender y a crecer. Este ambiente está formado por dos factores: (a) el entorno y (b) el material, preparado de una manera tal que desenvuelvan en él las partes social, emocional, intelectual, la comprobación y necesidades morales de un niño, pero también que satisfaga las necesidades de orden y seguridad, ya que todo tiene su lugar apropiado.

Montessori comprobó que preparando el medio ambiente del niño con los materiales necesarios para su periodo de desarrollo en todas las áreas posibles y dejándole escoger su material de trabajo, abriría el camino para un desarrollo completo de su ser, "Libertad de elección en un medio ambiente preparado". El material utilizado cubre todas las áreas en las que María Montessori estudió las necesidades del niño. Todo el material es natural, atractivo, progresivo y con su propio control de error.

Los niños están introducidos a una inmensa variedad de materiales para dar bases sólidas a todas las habilidades e inteligencias humanas.

En los ambientes, los materiales se encuentran distribuidos en diferentes áreas a los que los niños tienen libre acceso y en donde pueden elegir la actividad que quieren realizar.

Los materiales fueron elaborados científicamente, adecuados al tamaño de los niños, todos tienen un objetivo de aprendizaje específico y están diseñados con elementos naturales como madera, vidrio y metal.

Estos exigen movimientos dirigidos por la inteligencia hacia un fin definido y constituyen un punto de contacto entre la mente del niño y una realidad externa, permitiéndoles realizar gradualmente ejercicios de mayor dificultad.

Características de los materiales:

·         Todos los materiales son motivos de actividad.

·         Aíslan las cualidades que queremos resaltar o que el niño aprende.

·         Algunos, como los materiales de sensorial y matemáticas, están graduados matemáticamente.

·         Tienen control del error.

·         Tienen un máximo y un mínimo y presentan los opuestos.

·         Tienen un límite: Hay un material de cada cosa.

 Ayudan al niño a entender lo que aprende, mediante la asociación de conceptos abstractos con una experiencia sensorial concreta, así realmente está aprendiendo y no solo memorizando.

 

 

 IV.        La maestra en la escuela Montessori.Editar

La maestra Montessori se caracteriza con su relación con el alumno como, “guía”, observa a cada niño, sus necesidades, capacidades e intereses y le ofrece oportunidades de trabajo inteligente, con un propósito concreto al servicio del cuidado de sí mismo y de la pequeña comunidad que es el aula. El objetivo final de la guía es intervenir cada vez menos a medida que el niño se desarrolla. La guía le permite actuar, querer y pensar por sí mismo, ayudándolo a desarrollar confianza y disciplina interior. La guía Montessori no imparte ni premios ni castigos, la satisfacción es interna y surge del trabajo personal del niño.

Además se caracteriza cuando el niño, según su desarrollo evolutivo, está listo para una lección, la guía introduce el uso de nuevos materiales y presenta actividades de forma individual o a grupos reducidos. En los años más avanzados, cada niño confecciona al comienzo de la semana una lista de objetivos y luego administra su tiempo durante la semana de forma de cumplirlos. No es la guía sino el niño mismo el responsable de su propio aprendizaje y desarrollo

 

Las repercusiones que se dan en el ámbito afectivo y social en opinión de Montessori son, el impulso natural del niño es hacia la independencia del tipo “yo puedo hacerlo por mí mismo”. El adulto, observa el interés y la actividad del niño obteniendo una idea de la personalidad y el desarrollo de éste para que entonces afine o modifique el medio que satisfaga sus necesidades.

 

El rol de la maestra consiste en intervenir y activamente redirigir cada vez que los niños muestren rudeza o conducta perturbadora, pero en cambio, en observar con sensibilidad, y en interferir en los intereses y la participación espontánea del niños cada vez que la conducta de éste corresponda a los propósitos del material.

 

El desarrollo sociomoral de los niños pequeños puede ser afectado positivamente por una experiencia preescolar como la que ofrece la educación constructivista con su insistencia en la autonomía de los niños y en una rica experiencia interpersonal.

 

Las reacciones del maestro y el fomentar la autonomía de los niños en contextos de conflictos interpersonales son vitales para el desarrollo sociomoral de los niños.

 

Mezcla de edades en el grupo nos ayuda a jugar con la heterogeneidad en edades como por ejemplo: estarán juntos niños de tres, cuatro y cinco años, así como de seis, siete y ocho años, etc.

 Durante grandes partes de su día escolar, los alumnos deben estar dedicados a un trabajo individual o en pequeño grupo elegido por ellos mismo. Estas elecciones son guiadas y supervisadas por el maestro.

Maneja otro aspecto importante de las aulas de las escuela Montessori es una actitud de cooperación y de competencia para completar los trabajos.

Esto nos ayudara en el ambiente de aprendizaje preparado por el sistema Montessori, donde es a la vez físico y psicológico. El medio físico fue planeado para que sea ordenado, proporcional al tamaño del niño, estéticamente agradable y visualmente armonioso. Planeado para estimular al niño, el medio se prepara con minuciosidad antes del ingreso de los niños, pero luego es constantemente refinado y adaptado para mantener el ritmo de las crecientes necesidades e intereses de un grupo particular.

La preparación y el ulterior refinamiento del medio son tareas centrales del maestro del sistema Montessori. El maestro favorece la participación del niño en el medio, imponiendo un tono psicológico de calma y de actividad bien enfocada.

 

 

   V.        El modelo propuesto por Montessori Editar

Algunos factores han influido para no modificar el modelo Montessori, estos pueden ser, las partes que conforman el curriculum Montessori pues estas fueron planteadas para cambiar de acuerdo con las necesidades percibidas de un grupo determinado de niños, lo que permite la adaptación a diversas situaciones a lo largo de todo el tiempo, por ejemplo, se dice que la práctica debe reflejar el mundo real y esto permite que se adapte a los cambios que surgen a lo largo del tiempo.

Este método, creado en base a la observación continua, adaptación de espacios y elaboración de materiales que hacen concreto el conocimiento abstracto, no sólo no intenta transferir conocimiento, sino que opta por vivirlo, situarlo, crearlo y aplicarlo, haciendo que el aprendizaje sea significativo y en acción.  Estos aprendizajes al ser significativos para los niños siguen funcionando a la actualidad, cabe mencionar que la mayoría de las estrategias utilizadas por este método son las recomendadas ya que permite a los niños manipular objetos y tener experiencias concretas que a los niños les favorece más.

Las mejores escuelas y programas de educación para maestros Montessori se mantienen fieles a las tradiciones empíricas de María Montessori, pero, constantemente se hacen pequeños cambios y ajustes y se observan cuidadosamente las reacciones de los niños.

Las ideas de María Montessori sobre el ambiente, la conducta y las experiencias de los maestros siguen produciendo niños felices, automotivados e independientes.

En muchos aspectos, algunos hasta podrían decir que la educación para la niñez temprana ha necesitado décadas para alcanzar el método Montessori.

 

Las principales críticas a la ideología Montessori fueron hechas por algunos autores de la época, por ejemplo, Mc vicker Hunt afirmó que estos autores estuvieron en desacuerdo en cinco cuestiones principales, que fueron en las diferencias en las creencias de los efectos del ambiente, la mutabilidad del intelecto, la motivación, el rol de los sentidos en el aprendizaje y desarrollo, y el enfoque en una conducta observable y que pudiese ponerse a prueba.

La crítica de Kilpatrik apareció en un libro en 1914, The Montessori System Examined, fue considerada como la última palabra. Si “el profesor del millón de dólares” en Columbia y colega de Jonh Dewey y Wiliam Heard Kilpatrick, no veían nada nuevo o interesante en Montessori, eso pareció decidir las cosas para la mayoría de los jefes de la educación.

 

Nos hacemos una pregunta, ¿qué tan congruente es la práctica educativa con el conocimiento actual que se tiene sobre el desarrollo y el aprendizaje del niño?. Podemos decir que es muy congruente, pues en realidad la metodología Montessori es lo que se está trabajando en la actualidad, pues ya existe un estudio de el desarrollo del niño en donde se nos permite cubrir las necesidades de los niños, estas son las mismas que Montessori identificó en sus estudios, por ejemplo se sabe que los niños aprenden más por sus sentidos, es por esto que se trata de que el niño aprenda a base de ellos en las escuelas, en la metodología Montessori se permite a los niños la manipulación de los materiales, pero en las escuelas actuales también se da mucha importancia en el material sabiendo lo importante que es.

Las etapas que consideró Montessori en la vida de una persona es coherente a lo que en la actualidad se piensa, con la diferencia de que ahora sabemos que no depende de la edad los logros que las personas tengan sino que depende de ellas mismas y de ritmo de aprendizaje para hacerlo.

Existen algunos elementos de divergencia y coincidencia que se identifican entre la educación preescolar mexicana y la propuesta de Montessori. Se pueden citar varios ejemplos como los siguientes.

Las áreas del curriculum, en esta Montessori toma en cuenta cuatro áreas básicas, la vida práctica, la sensorial, el lenguaje y las matemáticas. También se incluyen la expresión artística, la música y los temas culturales (geografía y ciencia).

En México la vida práctica que es la vida cotidiana del niño también tiene una gran importancia porque ahora sabemos que son las experiencias que tiene desde su hogar que permite que el niño tenga conocimientos y habilidades que crean lo que nosotros llamamos conocimientos previos cuando los niños llegan a las aulas.

En nuestro país se toma mucho en cuenta que los niños aprenden por medio de los sentidos y se trata de trabajar lo más posible mediante ellos, en el método Montessori esto equivale a tener en cuenta la vida sensorial y es por ello que se elaboran los materiales sensoriales en esta metodología.

El lenguaje, las matemáticas, la expresión artística, la música y los temas culturales (geografía y ciencia) también son trabajados en nuestro país actual pues se puede observar esto por medio de los campos formativos que nuestro programa rige, estos son lenguaje y comunicación, pensamiento matemático, expresión y apreciación artísticas, y exploración y conocimiento del mundo.

Respecto a los campos de desarrollo físico y salud, y desarrollo personal y social también lo trabaja la metodología Montessori. El  primero se toma en cuenta pues María Montessori sabía que para llegar al lenguaje escrito era crucial que los niños desarrollaran habilidades motoras, ella tenía materiales específicos para lograr esto. El campo de desarrollo personal y social se trabaja siempre en escuelas Montessori pues se deja interactuar con los materiales de manera libre y se realizan trabajos por pequeños equipos, esto con el fin de que el niño socializa y obtenga mayores conocimientos con ayuda de sus pares.

 

Algunas diferencias son que en las escuelas Montessori no se toma mucho en cuenta la expresión y apreciación teatral, es este aspecto se encuentran débiles pues no se tomó desde un principio la importancia y apenas se está incorporando en los programas.

Otra diferencia es que en los programas Montessori se ofrece la oportunidad a los niños de estudiar varios instrumentos, en las escuelas mexicanas esta no es una oportunidad que se pueda ofrecer a todos.

 

En la actualidad se sigue actualizando las escuelas Montessori y las escuelas públicas mexicanas, ambas con el fin de aplicar nuevas situaciones para satisfacer las necesidades y los intereses de los niños.

 

Conclusiones generalesEditar

 

El método Montessori supuso un cambio muy importante y positivo con respecto a la escuela tradicional; descubrió que el niño no es un “adulto en pequeño”, sino que tiene una serie de características psíquicas diferentes a las del adulto, las cuales hay que potenciar y desarrollar para liberar al niño. Creemos que el método, aunque puede suscitar ciertas reservas, tiene todo su valor en los principios directores y el espíritu de su pedagogía, pues consideramos dentro de ésta se rescatan gran número de aspectos que brindan una educación integral y ampliamente formadora de los niños, buscando siempre la autonomía y libertad de hacer las cosas, propiciando así un aprendizaje más natural, comparado con el método tradicional.

Además en Montessori encontramos una gran defensora de los derechos del niño; combatió la represión con que el adulto obstaculiza el recto desarrollo infantil a través del ambiente social y familiar. Parte de montar la escuela como la casa del niño, con materiales a su medida, lo cual creo que nos falta implementar un poco más en nuestra práctica y enseñanza, pues si bien tratamos de hacer del ambiente escolar algo familiar, para los pequeños, no dejamos de hacer una “separación” o desvinculación entre el hogar y la escuela, lo cual quizás afecte su desempeño, al sentirse inmerso en un mundo nuevo, al que probablemente se adapte por completo hasta dentro de algún tiempo.

Para finalizar, María Montessori nos recuerda que una educación que respeta y cultiva la actividad interior del niño y sus necesidades de aprendizaje, no debe limitarse a la escuela ni a los maestros, sino que es una cuestión que concierne también a la familia y a toda la sociedad, lo cual aunque dentro de nuestras prácticas podemos contar con el apoyo de los padres, no siempre es así pues ésta se denota de forma voluntaria, mientras que en éste sistema el apoyo de los padres es una obligación, esto nos pareció muy importante ya que si el método tradicionalista trabajara de la misma forma la participación de los padres, el desarrollo de los niños se vería más favorecido, íntegro, y rescatando la importante relación que debe existir entre padres e hijos y qué mejor forma de hacerlo mediante la participación de los padres en el aula escolar.

 

 

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar